La divertida acción de Heinz delante de los restaurantes que no sirven Ketchup

La agencia Rethink ha sido la encargada de la campaña publicitaria

La acción de Heinz en Chicago consiste en colocar dispensadores de ketchup delante de aquellos restaurantes donde no lo ofrezcan.

Heinz es una marca bastante radical a la hora de realizar campañas publicitarias. La marca estadounidense se debe a la devoción de los consumidores e intenta poner remedio si alguna vez no han podido disfrutar de ketchup en sus comidas.

Como la acción de publicidad exterior que han realizado en Chicago. Han colocado un opis delante de aquellos restaurantes donde no sirven ketchup. Esta opis sirve como dispensador de sobres de ketchup para aquellos clientes que requieran de uno y no se los den.

Opis dispensador de ketchup

«Smack for Heinz» es el título de la acción de Heinz realizada por la agencia Rethink en Chicago. Es una solución a la queja de muchos usuarios sobre la falta de ketchup en algunos restaurantes de la ciudad. Y es que Chicago es conocida por realizar Hot Dogs de múltiples maneras, y algunos establecimientos ven un sacrilegio poner ketchup a su receta.

Para solucionarlo, la marca ha colocado uns opis delante de restaurantes como The Wieners Circle y McDonald’s en el Navy Pier de Chicago. Estos opis tienen en el centro una botella de Heinz girada, de tal manera que para acceder a los sobres debes golpear el culo de la botella de Heinz.

En los mismos opis existen códigos QR que redirigen a los transeúntes a la web smackforheinz.com para que los usuarios puedan señalar aquellos restaurantes donde no sirvan ketchup.

Según Geoff Baillie, director creativo de Rethink: «Dar un golpe a la botella de ketchup es un símbolo universal del amor que siente la gente por Heinz. Sabiendo que hay tantos restaurantes en todo el mundo que se niegan a servir Heinz, hemos convertido el famoso golpe a la botella de Heinz en una manera de ayudar a la gente a liberar su frustración y recibir simultáneamente el ketchup que realmente desea.»

Por su parte, Lizzy Goodman, brand communications manager de Heinz: «Los fans de Heinz se suelen mostrar frustrados cuando un restaurante no sirve esta salsa. Esta campaña no solo combate esta catástrofe sino que demuestra también a los restaurantes hasta donde están dispuestos a llegar nuestros fans por condimentar los platos con su salsa de tomate predilecta.»

Ver | YouTube

Salir de la versión móvil