La campaña de Oatly que se ha vuelto viral sorteando la normativa publicitaria

La marca comunica su llegada el mercado francés con sentido del humor

La campaña de Oatly creada por la propia compañía sortea las limitaciones legales de la capital francesa.

Si hay algo que describa la publicidad y la creación de ideas es el ingenio. Los creativos estan constantemente creando y superando las expectativas una y otra vez. A su vez, las regulaciones en materia de publicidad se van expandiendo cada vez más para hacer más restrictiva la difusión sin control.

Un claro ejemplo es las limitaciones legales que tiene París en materia de publicidad en paredes y murales. La norma dice que estos espacios urbanos no son para publicidad sino que deben estar hechos de forma artística. Ahora, la marca Oatly, que produce alternativas a los productos lácteos a partir de la avena, se ha hecho viral por su ingeniosa manera de sortear estas limitaciones.

La campaña de Oatly que se ha llevado a cabo en París ha sido desarrollada de forma interna por la compañía. En la capital francesa, las normas son muy estrictas a lo que refiere la publicidad en paredes y fachadas. Estos espacios están disponibles para el arte pero no para colocar imágenes de productos ni logotipos; es decir, no se puede hacer publicidad.

Para sortear esta prohibición, la marca ha desarrollado una ingeniosa acción que se ha viralizado en redes. La campaña inicial consistía en pintar murales con frases inocuas que no hacían referencia a ninguna marca ni producto. Mensajes como “¿No sería esta pared mucho más bonita con una envase de bebida de avena?” o ”¿Es esto una obra artística o uno de esos anuncios de bebidas de avena?» desafiaba las leyes parisinas.

Para completar la obra, la marca grabó unos vídeos donde distintos repartidores colocaban su vehículo delante de los murales. El efecto óptico del mural y la furgoneta rotulada conseguía un anuncio completo del producto, el envase y el logo de la marca.

Según Oskar Pernefeldt, Director Creativo de Oatly, en un comunicado: «Nos encantan el arte y la publicidad exterior por igual, hemos querido rendir un homenaje a ambas cosas comunicándoles a los parisinos nuestra llegada al mercado y, al mismo tiempo, divirtiéndonos un poco con ello.»

La marca, por su parte, ha comunicado: «Combinando la afición del pop art por los objetos comerciales, el graffiti actual y las esculturas en movimiento, hemos sido capaces de transformar casi todos los movimientos artísticos modernos para vender una bebida de avena. Suponemos que esto solo puede describirse como una obra de arte.”

Ver | YouTube

Salir de la versión móvil